Carrito 0

LA CRUZADA DE LOS LÍDERES AKÁSHICOS

bioenergía ciencia ibm Terapia Akáshica Watson

LA CRUZADA DE LOS LÍDERES AKÁSHICOS

En 30 años de consultorio en varios países, desde París hasta Buenos Aires, he atendido miles de ejecutivos arriba y abajo de la ola, políticos exitosos o en desgracia, profesionales, banqueros nacionalizados o no, millonarios y pobres, mujeres solas con hijos, profesionales apasionados o vencidos. Buscaba una línea común entre todos ellos, un hilo conductor que explicase por qué tantos altibajos, cómo algunos parecían conocer la clave del éxito y otros se dejaban vencer después de tanta lucha.

La Terapia Akáshica que he creado a lo largo de estas tres décadas de atención a pacientes y de investigaciones me dio la clave.

Todas las categorías de las personas que he citado eran LÍDERES de una forma u otra, incluso las madres de familia (¿quién duda de que los padres son líderes?). El concepto de Líder debe ser ampliado más allá de lo que pensamos. Entonces me preguntaba: si todos eran Líderes, ¿cuáles son los problemas característicos a los cuales deben enfrentarse los Líderes de todo el planeta?

Ésta es la categoría más exigida, la menos comprendida y la másatendida en sus problemas específicos.

Ser Líder, ya sea a nivel familiar, empresarial o político, implica poseer una lista de capacidades que ninguna universidad es capaz de ofrecer en su programa académico.

Además, si se atreviese a hacerlo, probablemente se desacreditaría.

¿Por qué? Porque las capacidades requeridas son una mezcla de opuestos y los choques internos que provoca en un Líder el reunir estas fuerzas contradictorias constituyen el origen mismo de su desgaste.

Bastarán algunos ejemplos para que los Líderes de todo tipo se reconozcan:

- deben tomar decisiones que se basan, en parte, en la lógica, pero sobre todo en la intuición inexplicable;

- deben juzgar a sus colaboradores (o «hijos») por sus actos y también a través de una deducción (casi «telepática») de sus intenciones;

- deben enfrentar choques emocionales, a veces violentos, y ser impermeables a las energías invisibles que los constituyen;

- deben manejar el arte de la pelea a nivel mental (es decir, parapsíquico) por sobre cualquier otro nivel;

- tienen que enfrentar el presente inmediato pero su visión estratégica será (y «debe ser») profética porque si no su empresa (o familia) quedará fuera del mercado en poco tiempo;

- tienen los mejores asesores, incluso psicoanalistas, psiquiatras, médicos y contables pero ninguno de ellos comprende el sufrimiento extraño y extremo que conlleva ser Líder las 24 horas del día y durante toda la vida.

Ser Líder puede ser una de las profesiones más solitarias del mundo. No obstante, si la vida moderna existe, es gracias a que algunas personas eligieron serlo e intentan sobrevivir en el intento.

He observado que la característica más constante de los Líderes de todo tipo es que disponen de un poder de bioenergía muy superior a lo normal. Si tomáramos como unidad de medida la Kundalini (haz fibroso que en su recorrido entre el coxis y el cerebro alimenta chakras, meridianos y llega a la glándula pineal) podríamos decir que, mientras la población mediana en buen estado de salud emplea un porcentaje de la energía de su kundalini que varía entre el 18 y el 25%, los Líderes utilizan un capital de Kundalini que va del 35 al 45%. En términos de la vida cotidiana podría decirse que un Líder consume en 24 horas lo que una persona común gastaría en 5 días, energéticamente hablando.

Esta constatación muestra que si bien el Líder tiene problemas característicos también tiene recursos energéticos fuera de lo común.

Faltaba construir un programa de entrenamientos específicos para esta categoría. Yo lo he creado y lo he llamado LA CRUZADA DEL LÍDER AKÁSHICO.

Por ejemplo: Se sabe que la bioenergía se renueva 27.000 veces más rápidamente que la biología (lo que es una suerte porque sino la humanidad ya habría desaparecido). El revés de la medalla es que envejecemos y rejuvenecemos en 3 horas, nos enfermamos o sanamos de la bioenergía también en 3 horas, se nos viene el mundo abajo o lo llevamos adelante, también en 3 horas. Y eso, cada día de nuestra vida.

Mis pacientes Líderes intuyeron muy rápidamente que debían aprender el arte de controlar sus energías, para «sobrevivir» en su contienda y llegar a «ser exitosos», aunque cada uno definiese su concepto de éxito de forma distinta. Es un gran placer para mí ver a mis consultantes, pacientes, alumnos o amigos pasar de estar agobiados a plenos de energía, mutar del desánimo al entusiasmo rebosante, de sentirse casi vencidos a totalmente ganadores. Por eso y, particularmente en esta época de grandes crisis laborales, es que el vocablo «imposible» me pareció, en sí, totalmente rechazable y le sumé la apelación ¿POR QUÉ?.

 Así nació esta colección y estos métodos de entrenamiento en el seno de una colección de libros multimedia llamada: IMPOSIBLE ¿POR QUÉ?

Mis consultantes de los sectores petrolíferos me enseñaron algo importante que luego les apliqué a ellos mismos. En una refinería de petróleo bruto se practica el «cracking del petróleo». Variando la presión y la temperatura que le aplican, liberan del petróleo bruto: proteínas, explosivos, medicamentos y carburantes.

De modo parangonable, el cerebro humano, beneficiándose con sistemas que le enseñan cómo cambiar voluntariamente sus niveles de conciencia, libera capacidades extraordinarias aplicables a la solución de todo tipo de problemas, incluso de aquéllos que más preocupan a los líderes.

Aplicando estas reglas a la necesidad moderna de los Líderes, podemos resolver la gran paradoja de la vida empresarial y del Líder en general que tiene que ver con que es una profesión muy exigente y de alto nivel de exposición pero poco cuidada por el entorno. La combinación de cualidades que todo líder necesita le genera, además, graves trastornos. Podemos afirmar que, si queremos otorgarle a un líder un brillante desarrollo de capacidades sostenibles en el tiempo, debemos enseñarle cómo conseguir un perfecto control de sus energías.

Esto es lo que yo llamo LA CRUZADA DE LOS LÍDERES AKÁSHICOS.

Los invito a juntarse con nosotros en una alianza estratégica para enfrentar problemas que sólo otro líder puede comprender.

 



Publicación más reciente